Traer el DNI, usar mascarilla, ser respetuoso… Estas son las normas básicas en la farmacia

normas básicas en la farmacia

Hace unos días un chico escribió una crítica sobre Farmacia Santamaría en Google. Estaba muy enfadado porque vino de Urgencia a por un antibiótico, pero lo hizo sin tarjeta sanitaria ni DNI. ¿Podemos dispensar medicamentos con receta sin alguno de estos dos documentos? La respuesta es clara: NO. Ni Farmacia Santamaría ni ninguna otra farmacia (aunque él aseguraba en su reseña que en otras no tiene problemas).

Como establecimiento sanitario que somos todas las farmacias estamos obligadas a cumplir una serie de normas. Con la salud no se juega. Pero, ¿cuáles son las normas que deben cumplir los usuarios/ pacientes de las farmacias?

Recopilamos una lista de cosas que debes saber sobre las farmacias. Ya lo hizo en su día Boticaria García en este artículo genial que aclara que, a pesar de ser un espacio dedicado a la salud mucho más ‘cercano’ de lo que pueda serlo un centro de salud o un hospital, los pacientes también tienen que aceptar una serie de reglas e informarse de lo que el farmacéutico puede hacer y lo que no.

¿Cuáles son las normas básicas en la farmacia?

1. Traer siempre tu tarjeta sanitaria o DNI. Vamos a empezar por ahí, porque además es lo más importante. Con la receta electrónica se necesita la tarjeta sanitaria para introducirla en el lector de tarjetas y leerla a través del chip que contiene. Si el usuario no tiene la tarjeta, se le pide el DNI físico, ya que su chip nos permite leer también la receta.

Sin tarjeta sanitaria ni DNI físico no podemos obtener la receta, y sin receta no podemos dispensar el medicamento.

2. Usar la mascarilla en las farmacias. Por incomprensible que parezca, hay quien se ha quejado de la obligación de llevar mascarilla en nuestra farmacia. No es una decisión arbitraria, como os contábamos en este post: todos los centros sanitarios son ámbitos donde puede haber una mayor concentración de personas vulnerables y en los que la probabilidad de transmisión es más alta. Por tanto, SÍ, hay que llevar mascarilla.

3. Hay que hacer un uso responsable de los medicamentos. El médico los prescribe, el farmacéutico los dispensa y tú estás obligado a hacer un uso adecuado de los medicamentos.

Esto quiere decir que deberías seguir siempre la pauta de los profesionales sanitarios: no seguir los horarios, olvidar alguna dosis, no completar la duración del tratamiento, no proporcionar toda la información que el médico o el farmacéutico necesita para ofrecerte el mejor consejo… Todas estas son situaciones que contrarrestarían la eficacia de cualquier medicamento.

4. Respetar al farmacéutico. Una farmacia no es una tienda cualquiera. Aunque ubicadas en entornos de barrios que conllevan cercanía y familiaridad, no podemos olvidar que las oficinas de farmacia son establecimientos sanitarios y los farmacéuticos, profesionales con la formación y experiencia necesarias para velar por la salud de los pacientes.

Puede que en algunos momentos del día la farmacia esté más concurrida que en otros. Que algún producto de parafarmacia se nos haya agotado. Que el consejo que te demos no coincida con el que esperabas o que simplemente tengas una opinión diferente, por mencionar algunos ejemplos de situaciones posibles que pueden ocurrir en esta y en cualquier farmacia. En todos estos casos te pedimos paciencia y comprensión.

5. Comprender los precios de la farmacia. Es algo muy sencillo. Como dice Boticaria García en su artículo, los precios de los medicamentos con receta los marca el Ministerio de Sanidad y son iguales en todas las farmacias. No vas a ver medicamentos con descuento en ningún lado, aunque sí que bajan de precio, pero esto estará siempre regulado por el Ministerio.

Los de los medicamentos sin receta también están regulados por el Estado, pero pueden tener una mínima variación del 10%.

Los precios de parafarmacia son libres y esto significa que puedes encontrar algunos productos más baratos o más caros en según qué farmacias.

Todo depende de los proveedores: para que las farmacias consigamos el producto estamos obligados a pagar más si lo queremos en menos tiempo o a comprar más volumen. De esto hablaremos en otro post para no extendernos demasiado.

Como parte del grupo Farmacias i+, en Farmacia Santamaría nos hemos propuesto ofrecer promociones especiales gracias a los i+precios. Cada temporada ponemos a la venta por un precio mucho más reducido productos que son habituales según la época del año: antes del verano, por ejemplo, tuvimos una promoción dedicada a esta estación con protectores solares con grandes descuentos.

La cuestión es que no hay farmacias caras o baratas: todo depende del mercado y del producto que busques.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *