Dormir mejor para reparar nuestro ADN

Día Mundial del Sueño.

Dormir es fundamental para descansar, pero la función del sueño va mucho más allá: es vital para podernos concentrar, ‘dejar espacio’ para crear nuevos recuerdos o reaccionar de forma rápida. Los 25 años de media que una persona pasa durmiendo a lo largo de su vida son, por tanto, imprescindibles para la misma vida.

Es lo que desde Farmacia Santamaría queremos poner de manifiesto con motivo del Día Mundial del Sueño, que se celebra el 15 de marzo, y que tiene como lema en 2019 “Sueño Saludable, Envejecimiento Saludable“.

Un estudio ponía sobre la mesa por qué dormir mal puede afectar a nuestra calidad de vida. Los investigadores eligieron peces cebra para observar su sistema nervioso (es muy parecido al humano y completamente transparente). La conclusión fue que las neuronas individuales necesitan dormir para llevar a cabo las tareas de mantenimiento de sus núcleos, tal y como explica ABC. Por tanto, el sueño es vital para ‘reparar’ el ADN.

En este post os contábamos que el insomnio es más común de lo que podemos pensar. Alrededor de 4 millones de españoles sufren insomnio crónico, y el 35% lo sufre de forma transitoria.

Según este artículo, los estudios indican que entre un 30 y un 40 % de la
población ha presentado insomnio en algún momento de su vida y del 9 al 15 % ha desarrollado insomnio crónico y grave.

La falta de concentración, la irritabilidad, la ansiedad y el dolor de cabeza son algunas de las consecuencias que padecemos si dormimos mal a corto plazo.

Pero, ¿qué pasa a largo plazo? Debemos tener en cuenta que dormir tiene el mismo efecto en la salud que pueden tener la alimentación sana y el ejercicio: robarle tiempo al sueño no es nunca una buena idea.

El somnólogo Francisco Segarra destaca que las personas “con un sueño profundo y sin interrupciones experimentan tasas más bajas de hipertensión arterial, diabetes, obesidad y otras enfermedades crónicas”.

Cómo dormir mejor

Dr. Fernando Torre, jefe de servicio de la Unidad del Dolor del Hospital Quirónsalud, da algunos consejos en El Médico Interactivo.

  • Evitar picar cosas dulces poco antes de irnos a la cama, puesto que eleva el nivel de azúcar en sangre.
  • Nada de cafeína por la tarde si te cuesta conciliar el sueño.
  • No beber alcohol porque aunque puede parecer que favorece el sueño, su efecto es efímero.
  • Tomar un baño o ducha caliente. Elevar la temperatura corporal poco antes de ir a dormir facilita el sueño.
  • Nada de ver la televisión poco antes de irse a la cama. El sonido y el colorido estimulan el cerebro.
  • Acostarse lo más pronto posible. Los sistemas hormonales se recargan entre las 23 y la 1, horas solares.
  • Tratar de seguir la misma rutina todos los días, incluso los fines de semana, para favorecer el ritmo del sueño.
  • No ver la tele ni trabajar en la cama.
  • Escuchar música relajante o sonidos de la naturaleza puede venir muy bien para iniciar el sueño.
  • Regular la temperatura de la habitación a 21 grados.
  • Dormir lo más a oscuras posible.
  • Leer algo relajante antes de dormir.
  • Más que despertarse de forma estresante con un reloj demasiado ruidoso, lo ideal sería que nos despertase poco a poco la luz en la habitación.

Lo que sí nos acaban de aclarar los expertos es que dormir más los fines de semana no compensa en absoluto lo poco que hayamos dormido de lunes a viernes. Los beneficios de la siesta, sin embargo, ya los conocéis. Lo mejor es dormir la siesta durante media hora y alrededor de las 15:00 horas: es el tiempo suficiente para sentirnos más creativos y estar más alerta.

Y tú, ¿cuánto tiempo duermes?

 

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *