POLÍTICA DE CALIDAD

 

La actividad de FARMACIA SANTAMARÍA se centra, especialmente en la dispensación de Medicamentos, Productos de Parafarmacia y la elaboración de Formulas Magistrales y Preparados Oficinales.

 

El Objetivo Principal de FARMACIA SANTAMARÍA es realizar la prestación de Servicios Sanitarios con los mayores niveles de calidad y de exigencia, de modo que nuestra actividad nos permita cumplir los compromisos adquiridos con nuestros clientes y además anticiparnos a sus necesidades en una dinámica de mejora continua, cumpliendo siempre la legislación vigente.

 

Este objetivo principal debe alcanzarse con la máxima eficiencia, de manera que la calidad y la rentabilidad sean metas confluyentes para alcanzar la satisfacción de los clientes, del personal de la FARMACIA SANTAMARÍA, de nuestros proveedores y de la comunidad.

 

De acuerdo con lo anterior, el Sistema de Gestión de la Calidad está orientado a la consecución de los siguientes Objetivos Generales:

 

  •       Maximizar el nivel de servicio al cliente, mediante el asesoramiento en cuanto a los productos dispensados.
  •       Promover constantemente que la calidad de la asistencia y el trato al cliente sea el principal objetivo para todos los profesionales integrados en la Farmacia.
  •       No potenciar nunca el consumo sanitario, incontrolado e informar para la Prevención.
  •       Involucrar a todo el personal en la calidad y en la mejora continua de los servicios prestados.
  •       Minimizar el tiempo de elaboración de medicamentos.
  •       Minimizar los errores y riesgos en las actividades de formulación y dispensación.
  •       Minimizar el tiempo de respuesta y resolución ante los errores y riesgos detectados.

 

Estos objetivos se concretan y despliegan en objetivos específicos que son periódicamente evaluados y aprobados por la Dirección en el seno del Comité de Calidad.

 

La Dirección de FARMACIA SANTAMARÍA se compromete a dotar los medios necesarios para la consecución de estos objetivos, que serán alcanzados mediante la implantación de las siguientes Directrices:

 

  •       Toda la organización está implicada en la consecución de la mejora de la calidad de nuestros servicios y en mejorar la eficiencia de nuestros procesos. La prevención de errores tiene prioridad sobre su resolución. Las ineficiencias o malas prácticas se deben detectar, analizar y corregir. Tanto las desviaciones o errores detectados como las quejas, reclamaciones y sugerencias recibidas deben ser consideradas como una fuente de información y de oportunidades para la mejora
  •       Farmacia Santamaría establece un sistema de análisis de detección de riesgos.

 

 

 

                     El Farmacéutico Titular    


aemps.png aemps-banner.png junta.png sefac.png