¿Soy alérgico o tengo un simple resfriado?

A qué soy alérgico

El cambio climático y la contaminación son dos de los grandes ‘enemigos’ para los alérgicos en todo el mundo. Las cifras lo dejan claro: la mitad de la población mundial sufrirá algún tipo de alergia en 2050.

Según el presidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), Joaquín Sastre, el exceso de higiene es otro de los factores a tener muy en cuenta en el incremento anual del número de alérgicos. “El exceso de higiene hace que el sistema inmune se vuelva holgazán”.

El perfil del alérgico será algo distinto al de hoy: baja la media de edad de 16 a 12 años. Lo que no cambiarán serán los molestos síntomas de la alergia. Mucosidad nasal, estornudos, congestión y picor nasal, además de lagrimeo, irritación, picor y congestión de ojos, conocido todo ello como rinoconjuntivitis, sigue siendo la primera razón de consulta médica para quienes todos los años han de combatir con la alergia (es lo que sufren 6 de cada 10 alérgicos en España).

¿A qué soy alérgico?

Si perteneces al 30% de los españoles que sufre algún tipo de alergia, puede que hayas empezado a notar los efectos de esta primavera temprana. Y es que la primera polinización de la temporada ha llegado antes de tiempo. Los alérgicos al polen del ciprés ya lo saben.

El mes de marzo se ha inaugurado en todo el país con un nivel alto en la mayoría de las comunidades, como podemos ver en este mapa de la SEAIC.

alérgicos al polen del ciprés

A partir de marzo y abril, comienza también la floración de los plátanos de sombra, una especie que suele adornar los jardines urbanos y que, aunque corta, se caracteriza por una polinización muy intensa.

Durante mayo y junio, los alérgicos se enfrentan al polen de las gramíneas y el olivo.

En este post os dábamos algunas recomendaciones para los alérgicos en días de alta polinización.

¿Cómo diferenciar entre una alergia y un resfriado?

El cambio de temperatura primaveral y los picos de polinización que pueden variar dependiendo del lugar donde vivamos pueden confundirnos respecto a si sufrimos una alergia o un resfriado.

Aunque los síntomas son bastante similares, hay algunas diferencias.

  • El tipo de mucosidad: en el caso de las alergias, la mucosidad es clara, líquida y muy abundante. Cuando hablamos de resfriado, la mucosidad es más densa y espesa, y presenta un color entre verde y amarilla.
  • Picor de ojos y nariz: cuando eres alérgico el picor de ojos y nariz es muy frecuente e incómodo. Si se trata de un resfriado, será inexistente o muy escaso.
  • Lagrimeo: muy frecuente en el caso de una alergia y ausente en el de un resfriado.
  • Estornudos: se suceden en grupo y de forma continua si eres alérgico mientras que en un resfriado aparecen de forma aislada.
  • Fiebre: la alergia no presenta episodios de fiebre, que sí sucede en el caso de infección cuando se sufre un resfriado.

Sea como sea, si los síntomas persisten lo mejor es que acudas al médico para actuar a tiempo.

 

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *