¿Por qué es tan importante la lactancia materna?

Por qué es tan importante la lactancia materna

¿Por qué es tan importante la lactancia materna? Los beneficios de la lactancia materna son de sobra conocidos.

– La lactancia materna protege al bebé contra enfermedades comunes a corto y largo plazo.

– Reduce el riesgo de la madre de padecer cáncer y otras enfermedades.

– Implica un ahorro enorme para las familias, además del beneficio ambiental que supone para el planeta.

Es por eso que las organizaciones de la salud y otros muchos colectivos a los que nos unimos en Farmacia Santamaría llevamos desde hace mucho tiempo tratando de explicar la importancia de la lactancia materna.

La recomendación es el inicio temprano de la lactancia materna durante la primera hora siguiente al nacimiento, mantener este tipo de alimentación al menos durante los primeros seis meses de vida y la continuación hasta los dos años o más, con la incorporación de alimentos complementarios.

Semana Mundial de la Lactancia Materna

Esta Semana Mundial de la Lactancia Materna, cuyo lema es Impulsemos la lactancia materna: educar y apoyar tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como Unicef instan a los gobiernos a que asignen más recursos para proteger, promover y apoyar las políticas y los programas de lactancia materna, especialmente los que están dirigidos a las familias más vulnerables que viven en situaciones de emergencia.

En un contexto de crisis mundiales que amenazan la salud y nutrición de millones de bebés, dicen, “la importancia vital de la lactancia materna como mejor comienzo posible en la vida es más decisiva que nunca”.

Cifras de la lactancia materna

Menos de la mitad de los recién nacidos reciben leche materna en la primera hora de vida, y esto los hace más vulnerables a las enfermedades y a la muerte.

Y solo el 44% de los bebés toman leche materna de manera exclusiva durante sus primeros seis meses de vida, una cifra que está por debajo del objetivo de la Asamblea Mundial de la Salud del 50% para 2025.

Por eso, UNICEF y la OMS piden a los gobiernos, los donantes, la sociedad civil y el sector privado que se cumplan los siguientes objetivos:

  • Dar prioridad a la inversión en programas de apoyo a la lactancia materna, especialmente en entornos frágiles y de inseguridad alimentaria.
  • Dotar a los trabajadores de la salud y la nutrición de las competencias necesarias para proporcionar a las madres un asesoramiento de calidad y un apoyo práctico que les permita amamantar a sus hijos de forma adecuada.
  • Proteger a los cuidadores y a los trabajadores de la salud contra la influencia del mercadeo poco ético de la industria de la fórmula para bebés mediante la aprobación y aplicación plena del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, especialmente en los entornos humanitarios.
  • Establecer políticas favorables a la familia que proporcionen a las madres el tiempo, el espacio y la ayuda que necesitan para amamantar.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *