La recomendación de usar mascarillas para evitar el coronavirus hace que se agoten

mascarillas

La OMS ha declarado la emergencia internacional por el brote del coronavirus surgido en China, conocido hasta ahora como 2019-nCoV y detectado por primera vez en la ciudad de Wuhan (China). La alarma ha llegado hasta Granada, y así lo hemos notado en nuestra farmacia.

El anuncio de las sospechas de que un paciente de origen chino ingresado en el Hospital Clínico pudiera sufrirlo no ha hecho más que acrecentar ese ‘miedo’ al virus de Wuhan. En especial durante los últimos días, la venta de mascarillas en Farmacia Santamaría se ha multiplicado de forma extraordinaria.

La confirmación de que finalmente dicho paciente no padece el virus ha calmado un poco la situación, aunque personas de la comunidad china que viven en nuestra ciudad siguen buscándolas para poder enviarlas a los familiares que siguen en su país.

¿Qué es el coronavirus?

Como explica muy bien en este artículo la Agencia Sinc, “hasta ahora se conocían seis miembros de la familia de los coronavirus. En personas jóvenes y sanas, cuatro de ellos apenas causan un simple resfriado de invierno, normalmente más suave que el producido por el virus de la gripe que reaparece con fuerza en esta estación.

Sin embargo, los otros dos coronavirus son letales para el hombre en la mayoría de los pacientes. Hablamos del síndrome agudo y grave (SARS-CoV) y el virus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), que aparecieron en 2002 y 2012, respectivamente.

El nuevo coronavirus de Wuhan es muy parecido al SARS-CoV de 2002: sus genomas tienen una homología superior al 80 %

El nuevo coronavirus de Wuhan es muy parecido al SARS-CoV que emergió en 2002. De hecho, sus genomas tienen una homología superior al 80 %”.

El hecho de que la ciudad de Wuhan cuente con más de 19 millones de habitantes facilita la rápida de propagación del virus.

¿Qué se puede hacer para prevenir el coronavirus?

El uso de mascarillas, el uso de pañuelos para taparnos la nariz y la boca cuando estornudamos o tosemos, evitar el contacto con animales, lavarnos las manos con frecuencia, evitar las aglomeraciones y acudir al médico si se nota algún síntoma son las recomendaciones que han realizado las autoridades sanitarias  para frenar el contagio.

Los síntomas son parecidos a los de una neumonía, con fiebre y dificultad para respirar.

El hecho de que se haya secuenciado el genoma del virus permite a los laboratorios de diagnóstico de todos los países diseñar sistemas de análisis más rápidos.

Os recomendamos la lectura de este artículo escrito por el investigador de la Escuela Andaluza de Salud Pública Joan Carles March en Salud sin Bulos.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *