Javier Maestro: “Un gran porcentaje de la efectividad de los medicamentos depende del buen uso que se haga de ellos”

Farmacéuticos de Farmacia Santamaría: Javier Maestro
A Javier Maestro no se le puede negar que tiene don de gentes, una cualidad que no es indispensable para ser farmacéutico pero es un plus en esta profesión. En esta entrevista nos recuerda que su trabajo no consiste sólo en dispensar e indicar el tratamiento, sino en hacer un seguimiento del paciente y su mejora. Cuando le preguntamos por lo mejor, lo tiene claro: hay personas que vienen a Farmacia Santamaría desde hace muchos años. “Que confíen en nosotros como lo hacen es lo mejor”.
– ¿Cuándo y dónde empezaste a trabajar como farmacéutico?

– Empecé a trabajar en 2004 en esta farmacia.

– ¿Cómo ha cambiado la farmacia en comparación a tus principios?
– En estos años la oficina de farmacia se ha visto obligada a afrontar diferentes retos. Todo está mucho más digitalizado, hay un mayor control
y mejoras que notan los pacientes en la eficacia y la rapidez. Por poner un ejemplo, si hay desabastecimiento de algún medicamento, disponemos mucho antes de otro con principios similares.

– ¿Qué es lo que más te gusta de ser farmacéutico?
– Lo que más me gusta es precisamente lo que creo que no va a cambiar: el trato con los pacientes en el mostrador. Muchos de los que vienen a Farmacia Santamaría lo hacen desde hace muchísimos años y ya les conocemos de sobra. Poderles llamar por su nombre y que confíen en nosotros como lo hacen es lo mejor de esta profesión.

– ¿Hacia dónde crees que va el papel del farmacéutico?
– Un gran porcentaje de la efectividad de los medicamentos depende del buen uso que se haga de ellos. No nos encargamos sólo de la dispensación o de explicarles muy claramente cómo se lo tienen que tomar sino también de la indicación y del seguimiento. Creo que nuestra implicación en la salud en general aumentará.

– ¿Cuál es el consejo que más repites?
– Que siempre que tengan una duda nos pegunten en persona o nos llamen. Nuestra farmacia está abierta las 24 horas. Si vemos que nosotros no podemos solucionarla, les derivamos al médico.

– ¿Qué otras aficiones tienes además de tu trabajo?
– La mayor parte del tiempo la paso con mi familia, aunque también me encanta leer.

Si no hubieras sido farmacéutico, ¿qué serías?
– Creo que habría elegido cualquier profesión relacionada con la Salud.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *