Casi dos millones de españoles sufren dolor de cabeza más de 15 días al mes

Dolor de cabeza. Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

¿Sabías que el dolor de cabeza es el dolor más frecuente en el ser humano?

Según datos de la Sociedad Española de Neurología  (SEN), hasta un 89%  de la población masculina y un 99% de la femenina asegura padecer o haber padecido dolores de cabeza. Además, la SEN también calcula que hasta el 46% de la población presenta algún tipo de cefalea primaria activa, esto es, que no está asociada a ningún otro tipo de enfermedad.

Pero el dato que más llama la atención es que el 4% de la población española sufre algún tipo de cefalea primaria de forma crónica, lo que significa que casi 2 millones de españoles experimentan dolor de cabeza  más de 15 días al mes. ¿Eres uno de ellos?

La  presencia  de  cefalea crónica se asocia de forma consistente con una mayor discapacidad y pérdida de productividad, un mayor número de consultas médicas, hospitalizaciones y mayores costes económicos directos. Tanto es así, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las cefaleas (cualquier tipo de dolor de cabeza) suponen la tercera causa de discapacidad.

Cerca del 50% de los pacientes españoles que padecen cefalea crónica sufren migraña. Las migrañas son el tipo de cefalea que con más frecuencia provoca un uso excesivo de analgésicos como antiinflamatorios, paracetamol,  opiáceos,  cafeína  y  los  triptanes. Se  estima  que  cada  año,  un  3%  de  los  pacientes  que  padecen  migraña  de  forma  ocasional o episódica, pasan a padecerla de forma crónica.

Cuáles son los tipos de cefalea que existen

Migraña o jaqueca: es un tipo de cefalea primaria que afecta más a las mujeres que a los hombres y está causada por la activación de un mecanismo encefálico que conduce a la liberación de sustancias inflamatorias y causantes de dolor alrededor de los nervios y vasos sanguíneos de la cabeza.

Cefalea tensional: es el tipo de cefalea primaria más común. Como la OMS resume, el paciente describe esta cefalea a menudo como una especie de banda de presión u opresión alrededor de la cabeza, que a veces se irradia al cuello o desde este. Entre sus causas pueden estar el estrés y problemas osteomusculares del cuello.

Cefalea en brotes: también es un tipo de cefalea primaria pero relativamente rara (afecta a una persona de entre 1.000, generalmente a hombres) que se caracteriza por episodios recurrentes y frecuentes (hasta varias veces al día), breves pero sumamente dolorosos, de cefalea y y normalmente se concentran en torno a un ojo, que lagrimea y se enrojece; se acompaña de rinorrea u obstrucción de la fosa nasal del lado afectado, y el párpado puede estar caído.

Cefalea de rebote: es la forma más común de cefalea secundaria y está causada por el excesivo uso de medicamentos. Es una cefalea presente la mayor parte del tiempo, opresiva, persistente y generalmente peor al despertar.

Cefaleas y Covid

Según estima la SEN, la pandemia de Covid 19 puede ser una razón de aumento de casos, aunque aún no hay ningún estudio que lo confirme.

El estrés emocional, los cambios en los hábitos de vida, las alteraciones en el sueño,… son factores que con mucha frecuencia desencadenan dolor de cabeza, por lo que no sería extraño que en los próximos meses aparezcan estudios que señalen un aumento de la prevalencia de la cefalea entre la población”, comenta el Dr. Pablo Irimia. “En todo caso, estos mismos factores también actúan como agravantes del dolor de cabeza. Por esa razón, ya hay varios estudios españoles que apuntan a que, al menos en los primeros meses de la pandemia, más del 70% de los pacientes sufrió un empeoramiento en su dolor de cabeza, tanto en intensidad, como en frecuencia”.

Asimismo, la cefalea es uno de los síntomas más frecuentes entre quienes padecen o han padecido la Covid 19 y, también, una de sus secuelas más significativas.

¿Cuándo acudir al médico por un dolor de cabeza?

La SEN recomienda consultar con su médico cualquier dolor de cabeza “que tenga un inicio brusco o cuando se acompañe de otros síntomas  como  fiebre,  pérdida  de  fuerza  o  alteraciones  en  el  lenguaje  o  en  la  conducta,  porque  podemos  estar  ante  algún  tipo  de  urgencia  neurológica”.

Si consideras que tu dolor de cabeza comienza a ser recurrente o te incapacita en tu día a día también deberías consultar con tu médico. Un diagnóstico y tratamiento tempranos, “sin caer en la automedicación”, permite un mayor control de la enfermedad, la recuperación de la calidad de vida y, en especial, se evita que el dolor de cabeza se cronifique.

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *