La clave ante el ictus: actuar a tiempo

Día Mundial del Ictus

El 29 de octubre se celebra el Día Mundial del Ictus, una enfermedad cerebrovascular que ocurre cuando se interrumpe el suministro de sangre a una parte del cerebro. Una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida: el dato más esperanzador es que el 90% de los ictus se podrían evitar evitando factores de riesgo como el tabaco, el alcohol, la hipertensión o el colesterol.

La campaña Ictus. Evita, aprende, actúa, organizada conjuntamente por la Sociedad Española de Neurología (SEN), Freno al Ictus y la Fundación Mapfre, se ha marcado el objetivo de informar a la sociedad sobre cómo actuar para sufrir el menor daño posible.

Las cifras del ictus son importantes: es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda en toda España. En todo el mundo afecta a 17 millones de personas, de las cuales 6 millones mueren y 5 sufren una invalidez permanente.

¿Cómo reconocer los síntomas del ictus?

Conocer los signos o síntomas del ictus y recibir atención rápidamente puede salvar vidas. La organización del día mundial a nivel internacional enumera:

  • En la cara: ¿está un lado caído?
  • En los brazos: levante los dos. ¿Está uno más débil que el otro?
  • En el habla: ¿puede hablar la persona o, por el contrario, se mezclan las palabras?

Ante alguno de estos signos, o de todos a la vez, lo que hay que hacer es actuar rápidamente. Un estudio determinó que por cada 30 minutos de retraso se reducen un 10% las posibilidades de recuperación.

Esto significa evitar muertes pero también evitar que quienes lo padecen puedan convertirse en personas dependientes.

Según el presidente de Freno al Ictus, Julio Agredano, “el riesgo es que la mayor parte de la gente, ante estos síntomas, lo que hace es tumbarse en la cama” y no hacer nada, con lo que eso supone.

¿Qué es el ictus?

Todas las enfermedades que se producen en el cerebro como consecuencia de un problema circulatorio son ictus. Hay dos tipos de ictus: el ictus isquémico (o infarto cerebral), que se produce cuando se obstruye una arteria y el cerebro se queda sin circulación; y el ictus hemorrágico, que aparece cuando una arteria del cerebro se rompe y la sangre de la arteria sale al tejido cerebral produciendo una lesión.

Aunque la incidencia del ictus aumenta a partir de los 60 años, cualquier persona puede sufrirlo: entre el 15 y el 20% de los casos tienen lugar en personas menores de 40 años.

En Farmacia Santamaría te animamos a compartir esta campaña con motivo del Día Mundial del Ictus. La detección a tiempo de los síntomas del ictus puede salvar vidas.

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *