Día Mundial de la Salud: por un planeta más saludable

Día Mundial de la Salud

Todos los 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud. Un día que trata de concienciar sobre lo importante que es la salud como un derecho básico y universal. En esta ocasión, el lema elegido para este efeméride es “Nuestro Planeta, Nuestra Salud”.

Con esta frase el objetivo es llamar la atención sobre la importante interconexión que existe entre la salud de la tierra y la nuestra, urgiendo a gobiernos, comunidades y personas de todo el mundo a tomar medidas para proteger el planeta.

La Organización Mundial de la Salud lo explica aquí: “La salud de nuestro planeta está en riesgo por una triple crisis que está interconectada con la salud de las personas: cambio climático, pérdida de biodiversidad y contaminación. Proteger la salud de las personas requiere una acción transformadora en todos los sectores, incluidos la energía, el transporte, la naturaleza, los sistemas alimentarios y las finanzas”.

El contexto es también muy destacable: seguimos en medio de una pandemia, con un planeta muy contaminado y el aumento de casos de cáncer, asma y cardiopatías.

La OMS calcula que, cada año, se producen más de 13 millones de defunciones debidas a causas ambientales evitables, sin ir más lejos, a la crisis climática, “que es la mayor amenaza para la salud a la que se enfrenta la humanidad. La crisis climática es también una crisis de la salud”.

Y va más allá:

– Más del 90% de las personas respiran un aire insalubre que es consecuencia de la quema de combustibles fósiles.

– Debido al calentamiento del planeta, los mosquitos propagan las enfermedades más lejos y más rápido que antes.

– Los fenómenos meteorológicos extremos, la degradación del suelo y la escasez de agua están desplazando a las personas y afectando a su salud.

– La contaminación y los plásticos llegan hasta el fondo de nuestros océanos más profundos, de las montañas más altas, y se han abierto paso en nuestra cadena alimentaria.

– Los sistemas de fabricación de alimentos y bebidas muy transformados y poco saludables están impulsando una ola de obesidad, aumentando el cáncer y las enfermedades cardiacas, al tiempo que generan un tercio de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Por eso es importante que se tomen medidas urgentes contra todos estos factores.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *