La resistencia a los antibióticos: ¿qué puedes hacer tú?

El elevado índice de resistencia a los antibióticos de las superbacterias se ha convertido en un problema sanitario de primer orden. Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo considera “una de las mayores amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo”.

De hecho, la OMS ya alertaba a principios de este año de “la presencia generalizada de resistencia a los antibióticos en muestras de 500.000 personas de 22 países en las que se sospechaban infecciones bacterianas”. Ocurre tanto en países de ingresos altos como en los de ingresos bajos.

Y es que, según algunos estudios, esa resistencia a los antibióticos que algunas bacterias han sido capaces de desarrollar gracias a mutaciones que las hacen inmunes a los fármacos podría provocar la muerte en 2050 de más de 10 millones de personas.

El nuevo Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos de la Organización, denominado GLASS por sus siglas en inglés, ha identificado las bacterias resistentes más frecuentes: Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Staphylococcus aureus y Streptococcus pneumoniae, seguidas de Salmonella spp. El Sistema no incluye datos sobre las resistencias de Mycobacterium tuberculosis (el bacilo que causa la tuberculosis).

El llamamiento de la OMS para frenar esta amenaza es que se cambie la forma de prescribir y utilizar los antibióticos. La resistencia a los antibióticos “se acelera con el uso indebido y abusivo de estos fármacos y con las deficiencias de la prevención y control de las infecciones. Se pueden adoptar medidas en todos los niveles de la sociedad para reducir el impacto de este fenómeno y limitar su propagación”. A medida que los antibióticos pierden eficacia aumentan los casos de neumonía, tuberculosis, septicemia, gonorrea o las enfermedades de transmisión alimentaria.

¿Como afecta la resistencia a los antibióticos en España?

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) explicaba en un informe cómo afecta el aumento de la resistencia bacteriana en España:

  • En la actualidad 2.500 muertes anuales se deben a infecciones resistentes y en el futuro (proyección 2050) podrían darse 40.000 muertes al año debido a este motivo.
  • 1 de cada 3 consultas que atiende un médico de familia versa sobre posibles enfermedades infecciosas.
  • Hay un elevado porcentaje de uso inadecuado de antibióticos, con dudoso o nulo valor terapéutico, que se sitúa en torno las 36-50% de las prescripciones en AP y en el 50% de las realizadas en urgencias hospitalarias.

¿Qué puedes hacer tú?

Aunque es tarea de todos poner freno a esta amenaza para la salud a nivel mundial (la OMS ha lanzado recomendaciones que incluyen a los profesionales sanitarios y las instituciones), para prevenir y controlar la propagación de la resistencia a los antibióticos la población general debe:

  • Tomar antibióticos sólo cuando te los prescriba un profesional sanitario certificado.
  • No pedir antibióticos si los profesionales sanitarios dicen que no son necesarios.
  • Seguir siempre las instrucciones de los profesionales sanitarios con respecto al uso de los antibióticos.
  • No utilizar los antibióticos que le hayan sobrado a otros.
  • Prevenir las infecciones lavándose frecuentemente las manos, preparando los alimentos en condiciones higiénicas, evitando el contacto cercano con enfermos, adoptando medidas de protección en las relaciones sexuales y manteniendo las vacunaciones al día.

Evitar tomar antibióticos ‘por si acaso’ es la principal recomendación de los especialistas para tratar de controlar la resistencia a los fármacos de las conocidas como superbacterias.

Cuidados de los oídos en verano

Puede que no te suene el término ‘otitis del nadador’ pero esta infección del canal auditivo es más frecuente de lo que pensamos, especialmente durante el verano, época de baños en playas y piscinas. La entrada de agua contaminada en los oídos y la proliferación de la humedad suponen un caldo de cultivo ideal para gérmenes y bacterias que pueden acarrear desde molestias leves a daños permanentes en el tímpano.

Cuidar los oídos durante todo el año es algo fundamental, pero Don Juan Antonio López Moya, que dirige el Servicio de Audiología en Farmacia Santamaría, explica que para evitar cualquier tipo de infección en los oídos durante el verano lo más conveniente es revisar antes la salud auditiva. Te recordamos que aquí puedes hacerlo de forma gratuita.

Aunque las infecciones de los oídos pueden ocurrir a cualquier edad, son más propensas en los niños. Tener constantemente los oídos en ‘remojo’, los cambios bruscos de temperatura y las zambullidas son los enemigos de los oídos en época de vacaciones.

Una de las formas de diferenciar la otitis del nadador de la otitis media, que ocurre más allá del tímpano y suele ser consecuencia de un cuadro catarral, es “tirar del lóbulo de la oreja. Si esta acción produce dolor lo más probable es que se trate de una otitis externa”, como destaca ORL Salud y Bienestar.

Consejos para cuidar tus oídos en verano

La prevención es una fase primordial de los cuidados de los oídos en verano. Ante cualquier síntoma de dolor o irritación del oído “lo primero que debe hacerse es evitar seguir mojándose el oído”, como explica en este artículo de ABC Javier Cervera, Jefe de Servicio de Otorrinolaringología Pediátrica en Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid y miembro de la Fundación Oír es Clave.

Entre los consejos a tener en cuenta para evitar infecciones de los oídos en verano están:

  • Revisar la salud auditiva antes de las vacaciones para confirmar que el estado de los oídos es óptimo.
  • Evitar el baño en aguas contaminadas.
  • Secar bien los oídos al salir del agua con una toalla, no con bastoncillos.
  • Utilizar protectores auditivos (tapones o moldes a medida) que sellen la entrada de agua.
  • Entrar lentamente en el agua evitando las zambullidas, especialmente las que se realizan a gran velocidad desde grandes alturas.
  • Aplicar gotas antisépticas si se tiene tendencia a sufrir otitis.
  • Ante el menor síntoma, lo mejor es acudir al médico.

Si tienes cualquier consulta, no dudes en visitarnos en nuestra farmacia y pedir consejo a nuestro experto.

¿Quieres un bronceado saludable? Huye de los mitos sobre el sol

Es mucho lo que hemos aprendido de unos años a esta parte en lo referente al sol. Sabemos, por ejemplo, que tomar el sol es fundamental para sentirnos más felices (su luz estimula las endorfinas), para activar la circulación y mantener una buena salud ósea, pero tomar el sol en exceso puede conllevar a la larga un aumento del riesgo de cáncer de piel.

En el anterior post os contábamos qué hacer para prevenir los efectos dañinos del sol. En esta ocasión, de lo que os vamos a hablar es de los mitos relacionados con el sol que pueden evitar su beneficiosa influencia. Según la Fundación Piel Sana, “un 24% de la población piensa que estar bronceado es bueno para la salud”.

Los resultados de esta encuesta se presentaron durante la Campaña Euromelanoma 2018: “No hay conciencia de que el bronceado es una señal de daño en la piel. Estar moreno se vinculó hace décadas con un estatus de riqueza y, por ende, de bienestar. Sin embargo, la medicina dice todo lo contrario: la piel reacciona ante un daño solar produciendo melanina, bronceándose, y eso desencadena una serie de procesos acumulativos que terminan pasando factura en la salud de la piel”, ha declarado el Dr. Agustín Buendía, coordinador nacional de la campaña.

No se trata de “demonizar el sol”. Se trata de crear conciencia sobre el peligro de tomarlo en exceso. Huir de las horas de mayor radiación solar y usar siempre una protección adecuada son dos claves fundamentales.

Mitos sobre el sol

La empresa de alimentación y cosmética Ondalium ha identificado los 5 grandes mitos sobre el sol que, a pesar de todas las recomendaciones, aún hoy hay quien sigue creyendo:

  1. Si está nublado no te quemarás. Los días nublados pueden terminar siendo los más peligrosos puesto que esta creencia hace que nos confiemos y no utilicemos la debida protección. Sin embargo, “tal y como recordaba en una reciente campaña el Colegio Oficial de Farmacéuticos de A Coruña (COFC), el 90% de la radiación proveniente del sol consigue atravesar las nubes”.
  2. Es bueno ‘preparar’ la piel con sesiones de rayos UVA.  “La luz artificial emite una intensidad de radiación ultravioleta mucho mayor a la que emite la solar”. Un estudio publicado en The Lancet Oncology afirmaba que el riesgo de cáncer aumentaba hasta un 75% si los rayos habían sido tomados por menores de 30 años.
  3. Con una protección total te puedes relajar durante todo el día. Los dermatólogos son tajantes en este punto: la crema solar se debe aplicar 20 o 30 minutos antes de la exposición solar y ha de renovarse cada dos horas. Se debería aplicar incluso con más frecuencia si se trata de una crema ligera o crema en spray.
  4. Si tienes la piel oscura también necesitas protección solar.  Un estudio de la Universidad de Cincinnati de 2006 aseguraba que las personas de piel oscura pueden sufrir de forma más grave el cáncer de piel, debido a que se
    detecta en fases más avanzadas y se presenta de forma más agresiva. La radiación solar continúa dañando las células aunque no se produzca una quemadura evidente.
  5. Con aceite te pondrás más moreno en menos tiempo. Hay quien ha usado aceite y quien ha usado Coca Cola, betadine o incluso cerveza… Lo cierto es que usar cualquier acelerador o intensificador del bronceado sin protección es hoy en día una auténtica locura.

Recuerda que para lucir un bronceado saludable y perfecto es fundamental que siempre uses protección. Si tienes dudas respecto al factor que debes utilizar según tu tipo de piel, no dudes en pedirnos consejo en nuestra farmacia.

Día Europeo de prevención del cáncer de piel

La piel perdona, pero nunca olvida. Su memoria de elefante conserva en su recuerdo cada ‘encontronazo’ con el sol, cada vez que una quemadura solar la enrojeció o le levantó ampollas. Este órgano, el más grande y sensible del cuerpo, se lo guarda todo y, con el paso de las décadas, lo exterioriza. Como si grabara una película para después proyectar todos los momentos vitales que la marcaron para bien o para mal. Por este motivo, es importante mimarla con buenos hábitos, principalmente en verano, y protegerla de los efectos negativos del sol para esquivar enfermedades como el cáncer de piel, el cáncer más frecuente entre la población mundial.

Cine para que el tabaco no te rompa el corazón

El tabaco te puede romper el corazón. No es una metáfora ni una frase hecha. Aunque la mayoría de los fumadores lo desconoce, los cigarrillos causan numerosas afecciones cardíacas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS),  más de dos millones de personas fallecen al año por enfermedades cardiovasculares provocadas por su consumo. Sólo frenando el tabaquismo se podrían evitar millones de muertes por ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.